miércoles, 6 de septiembre de 2017

Calasparra. Cuarta de Feria del Arroz.




Gloria cantero martinez.

Novillos del Conde De La Maza para Tibo García. "El Adoureño " y  "El Galo" que sustituye a García Navarrete  (Terna francesa).
La France busca toreros.
Que la fiesta de los toros no es tan "nacional " es un hecho innegable. También fuera de nuestras fronteras se venera al toro desde distintas y muy variadas visiones, versiones,  aplicaciones, usos y costumbres.
Francia nos descubre en ocasiones,  nuestros anhelos como aficionados  pero también encierra no pocos desatinos.

Las carencias se extienden por doquier y la cosa no conoce límites.  No hay más que ver el lamentable devenir del toreo y sus representantes, oh là là!.


Y aun así, aquí tuvimos sin saber aún por qué razón, un cartel completo de novilleros galos, cuál de ellos más incapaz,  más perdido y más mermado de facultades.

Lidias desastrosas,  manejos de capotes impacientes, trapaceros, sin mando, ni dominio, ni por supuesto, lucimiento. Con la muleta, más de lo mismo, añadiendo esa lección tan bien aprendida del descaro al final de las tandas como vulgares petimetres ante la nada o el desvestirse  como si alguien lo hubiese pedido.  Convendría recordar que las zapatillas son también vestido de torear y hasta la vuelta al hotel, no es aconsejable desprenderse de prendas sin motivo aparente.

Entre tanto dislate, la bien presentada novillada del Conde de La Maza volvió a ofrecer descaste a raudales, indiferencia a las telas también provocada por el mal trato recibido.  Faltó empuje en las embestidas durante la primera parte del festejo  y sobró bobería para haber toreado hasta el amanecer frente al cuarto, quinto y sexto.

Pero sucede que en la mayoría de las ocasiones presentes : torear? ce n'est pas possible!.
Sería muy conveniente y todo un detalle que se ahorrasen  los cantos de sirena a estos jóvenes oídos,  los intentos por detener al caballo en el arrastre mendigando una oreja de comedia y sobre todo, no les engañen en vano. Por ellos, fundamentalmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario